Entradas

La primavera me habla.

Imagen
Quizás esta primavera quiera decirme algo. Parece que todas las amapolas han venido a verme, alguien ha corrido la voz de que he robado un par de ellas para tenerlas conmigo eternamente. Y ahora las siento a todas ahí, mirándome de cerca, tan sonrojadas que el color rojo se ha reflejado en mi piel. Quizás quieran decirme algo, y no sé si las entiendo. Pero resulta que este exceso de amapolas y déficit de amor ajeno, me está reforzando por dentro. Me siento más llena de mí, formada por un poquito de «muchos otros». Pero una vez hace años leí una frase de R. Lechowski que me marcó para siempre, por dar voz a un vacío del corazón que dolía sólo en soledad, y mi mente no sabía explicar:
«No basta el amor propio:
igual que hay partes del cuerpo
que no puede rascarse uno mismo
hay partes del alma
que sólo puede acariciar otro.»
Y desde entonces muchas veces sueño y fantaseo con cómo será el amor verdadero correspondido. Observando como fracaso todas las veces que me he enamorado. Insultando a…

Amad a los que os acaricien el alma.

Imagen
A veces es difícil, pero el momento en que lo consigues es cuando alcanzas el estado más parecido a la felicidad.
Aunque ese momento dure un solo día, unas solas horas, unas semanas... serán plenas, puras y con ello, también eternas.
Encontrar el equilibrio en el aquí y ahora, liberándote del exceso de pasado, volando sin miedo al futuro, es como ponerte una falda de vuelo para tirarte en parapente. Es libertad.
Al parecer mi cara es el espejo de mi alma, o es que hay personas que comprenden muy bien el idioma de mi silencio y las palabras de mi mirada.
Encontrar la estabilidad es difícil, pero cuando la tienes, en medio de las adversidades, la coraza se endurece, duele pero alivia a la vez, porque te proteges.
Encontrar el equilibrio en el aquí y ahora, sin esperar nada de nadie, con algo de seguridad de que los tuyos estarán ahí.
Y luego estás tú, que nunca me decepcionas, sin importar el tiempo que pase sin volver, que siempre me esperas detrás de la puerta con los brazos abiertos, pa…

Este llanto tan mío que nadie sabe aguantar, que me molesta a mí menos que a los demás.

Imagen
Supongo que es la inseguridad lo que se me atraganta... Además siempre he sido de tropezar con muchas cosas, y a veces caerme , y otras de tirarme de cabeza porque las veo venir.
Me tropiezo constantemente con mi llanto, como un cordón suelto en el pie izquierdo, al que no llego por mucho que me agache e intente amarrar.
Muchos pasan por mi lado y al verlo me advierten:
"te vas a caer,
 te vas a caer,
 te vas a caer..."
repiten, "llevas un cordón suelto", como si estuviese ciega.
Un cordón suelto por fuera, por dentro... si tú supieras y yo te contara...
Muchos lo ven y me advierten, de que me estoy equivocando, que así no se dan los pasos correctos, que hasta que no me caiga no escarmiento.
Ese cordón suelto no es el problema, no le hace daño a nadie, sólo quizás sea que esos zapatos no son mi número, o simplemente no me quedan bien. O quizás sólo sea un aviso, de que estoy más cerca de descalzarme de ataduras, de sentir la arena quemándome los pies, o de notar cómo …

"Sin relación."

Imagen
Irritante dolor atravesado en no sé cuál órgano vital, pero cada día se ve reflejado en una parte del cuerpo diferente. Eso despista y dificulta la calma, no sabes por dónde te va a salir al despertar.
Estoy perdida. Tengo náuseas de no comer, y comer me provoca náuseas.
Y así con todo.

Imagen @louijover

Pseudoapatía

Imagen
Yo escondiendo mis emociones como escudo protector,
de estado civil "apatía" ante todo lo que se parezca al amor.
No quiero que me rompan más las ilusiones del corazón.
Miro hacia otro lado, o hacia dentro mejor.
No me merezco más dolor.

·

[Autor de imagen desconocido]

He escuchado el silencio.

Imagen
"He escuchado el silencio.  Entre tanta música, entre tanto ruido, lo he podido sentir."
Me enseñaron que hay que dar sin esperar nada a cambio. Y ahora la vida me da la posibilidad de devolverle todo lo bueno que me han dado. Sin responsabilidades, en el anonimato, sin juzgarme. Sólo dar, sabiendo de antemano que no recibirás nada a cambio, tan sólo la satisfacción de ver la magia de sanar heridas que ni ella misma sabe que tenía. 
He acariciado unas manos ajenas tocándome el corazón. Una danza terapéutica sin mucha creencia aparente, pero con mucha voluntad. Con luz tenue se olvida mejor la ropa, y todo lo material que separa las almas, que hace de distancia en la vida real. 
Me he visto reflejada en su inocencia. La he amado y cuidado con la mirada en cincuenta minutos efímeros y eternos a la vez. Lleva el pelo suelto, largo, negro y brillante como la oscuridad de un bosque, que esconde enredado miedos y ganas de vivir. Viste piel firme y pura, estrellada de una personali…

Este cuerpo está sometido al corazón.

Imagen
A u t o s u p e r v i s i ó n .
Vol. 2El cuerpo no es idiota, quizás tú sí, pero el cuerpo no. Todo lo que hace, lo hace con un significado, con un valor, con una causalidad.
El cuerpo no es idiota.
Dime dónde sientes el instante en que ves ir tu vida, sin ser coherente contigo mismo.
Dime dónde sientes la vida.
El cuerpo no es idiota, y se defiende. También disimula cuando se acerca alguien, demasiado cerca.
El cuerpo vomita la tensión en muchas formas diferentes, en mi pie izquierdo es una, en mi cuello falta de aliento es otra.
El cuerpo pide calor humano mientras suda escalofríos. Se viste de apariencias que griten lo que quieren demostrar a los demás, ignorando por momentos que sus gestos le delatará.
El cuerpo siente y padece.
Y este cuerpo ya por hoy,
no puede más.

A u t o s u p e r v i s i ó n.

Imagen
Cada miércoles noche siento la vocación en el cuerpo. Unas veces en forma de nudo en el pecho, otras apretándome el esternón. Hoy siento la presión en los brazos, el miedo ajeno en la espalda, la responsabilidad en saber mantener la mirada, unas lágrimas que no eran mías corridas en mi libreta, y un grito ahogado no resuelto detrás de la oreja. He librado dos batallas en dos horas donde he ganado por perder. He corrido y bailado al son de alguien que no me ha devuelto nada, pero he estado ahí, he descubierto su coraza, y le he ayudado a estar un poco más cerca de encontrar la llave de su propio cerrojo. Me he arrodillado ante quien me agarraba por el cuello, le he dejado luchar contra mí a pesar de ser yo quien quería salvarlo, para que se diera cuenta que es él mismo el único que se hace daño.He sudado guerras ajenas en mi propia piel. Me he agarrado el pelo y desmaquillado ante el otro. Y he salido sucia, tensa, sorprendida y asustada, pero no herida. Nunca herida. He librado dos ba…

Salto a la nada.

Imagen
Cuando he cogido impulso para saltar el trampolín de la incertidumbre, a la velocidad que me dejan mis piernas, mi gente de consciencia, y mi corazón; he visto que la piscina estaba vacía. Y el vacío sin nubes de algodón que disimule la caída.
Voy a tirarme de cabeza a la oscuridad que es donde parece estar la profundidad de este placer a corto plazo.
Actúo como si nada, mientras creo que me sujetan esta sed para calmarme, sin darme cuenta que sólo quiere agarrarme el pelo y revent.
Siempre fui débil ante el amor, pero hay otro pecado que ahora me domina.

Mamá estoy aquí.

Imagen
El cementerio del consuelo no es un cementerio, es una iglesia antigua. Tiene aire puro y tan frío que refrigera hasta las tumbas, el doble de lo normal.
El cementerio del consuelo no necesita flores, tiene hierba natural que crece libre de gustos de la moda florista. Tiene cuevas entre nichos para que puedan acceder toda clase de criaturas del destino.
En el cementerio del consuelo no se permite comprar, se arrienda por decenas de años el lugar donde llorar. Un lugar misterioso que alberga familias tan extensas que al final resulta que casi nadie se conoce entre ellos, cuando en el pueblo son cuatro gatos. Nadie pensó hablar de su muerte, ella nunca quería ni nombrar el tema, hasta que ha visto que incluso ni con caerse muerto, se arregla ni perdona todo el destrozo que hizo en vida. Tiene miedo.
Busca remedios contra el maltrato.
Tengo miedo.
Me acongoja aguantar su llanto.
Me trago mis lágrimas.Nacen guerras donde no las hay, falta amor donde hay exilio. La distancia nunca se m…