Qué ingenuo te hacen sentir los sueños.

"La misma imagen me atosigaba todas las noches: Rosa­lía flotando frente a mi ventana, con una blusa roja que se removía a mi antojo y susurrando mi nombre. Qué ingenuo te hacen sentir los sueños. Abrazas donde no hay nada que abrazar, hablas donde no hay con quién hablar, suspiras fren­te a un espejo que te devuelve tu imagen y nada más. A Rosalía la metía en mis sueños para poderle mirar a la cara al día siguiente con esperanza y no derrotado como intuía que empezaba a estar. .... 




...El sol primaveral se colaba por la ventana sin ningún per­miso más que el de existir."
David Generoso Gil. (D.I.O.S.)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Se busca oportunidad perdida.

Este cuerpo está sometido al corazón.

El amor eterno dura tres años.