Reflexiones bajo la Luna llena de agosto. Vol. II.

Otra cita más con mi doctor. Un diecinueve de agosto.


Cualquiera que se entere de lo que hacemos, o me haces en esas camillas de operación... ―¿Qué? ¡Yo hago mi trabajo!― me dices. Con nosotros dos solos, la profesionalidad se queda en la puerta de la consulta.
Y es que es así, la confianza da asco; asco de que estés enamorado de otra que no soy yo, justo cuando lo que yo necesito es desenamorarme de otro que no eres tú, para que esa felicidad que me transmites no me dure sólo dos días desde que pasamos unos minutos juntos.
Quiero que sea verdad eso de que yo sea "The constant happiness". Que lo que tú no entiendes es que la constancia es algo continuo, y lo para que sea continuo debo saber que eres mío de verdad, que eres mío otra vez, que eres mío para siempre.
Que la felicidad constante en mi cara sólo existe cuando estoy contigo, y eso es lo que no sabes.
Que me digas bonita, guapa, que me mires e intentes comerme con esos ojos verdosos, ya que con otra cosa no debes. Que me digas que te acordaste de mí un día, cómo si eso fuera algo raro. Que me toques con esas manos, de Salvador... Que me toques.
Mi cuerpo se sume en una tranquilidad y bienestar espantosos. Es algo tan satisfactorio en el momento, como terrible cuando pasa el momento. Que yo sé que volverás, que volveremos, pero no sé cuándo. Y eso es espantoso. Porque quizás ya sea tarde. ¿Y si nadie me llega a transmitir y a dar todo lo bueno que tú me das?
Realmente se que nunca te has ido, y ambos sabemos que nunca te irás.
Que el día que el Amor quiera dejarnos en paz a los dos a la vez, se que nos vamos a reencontrar, de verdad, para salvarnos. Sé que estarás para salvarme.

Que la única que puedes salvarte de la tristeza, pena y soledad de la vida eres tú.
Que ya lo sé, pero que lo mejor no es eso, lo mejor es apreciar la soledad de la vida, y tener a alguien con quien compartirla. Y que ese alguien te ayude a que, pase lo que pase, encuentres lo que hay que tener para seguir adelante, `para que te salves´. Lo que viene a ser,

que te salve. Él.





Comentarios

Entradas populares de este blog

Por favor, reiníciese.

Vueltas.