Entradas

Mostrando entradas de 2014

La magia de la vida es el riesgo de vivir.

Imagen
Imposible llegar a vísperas de año nuevo y no venirte la nostalgia de despedir al año viejo. Cuántos días y momentos dejas atrás y te echas a la espalda cargado de edad.Querido 2014:
Has sido un año efímero pero eficaz, me has regalado muchos momentos inolvidables y que ahora recuerde pocos de los que quiera olvidar.
Me has traído a un ángel de carne y hueso para devolverme la ilusión por amar ciegamente con todas sus consecuencias, a veces con más miedos y otras con menos, a veces lento y otras más rápido, pero siempre sin prisas y con calmas de esos abrazos que huelen a nuevo y a la vez te hacen sentir que estás como en casa.
Me has demostrado que cuando un sentimiento es verdadero no hay distancia que valga, no hay excusa para aquel corazón que ama, para una amiga con complejo de hermana, o para unos familares que se fueron pronto. Los últimos abrazos podrán ser eternos en tu mente, y lo más bonito de todo es pensar en que puede haber más últimos todavía.
Me has reencontrado co…

Que cada día los miedos sean más pequeños, y la sonrisa más grande.

Imagen
A veces pierdo la capacidad de escribir sobre el papel, de transmitir lo que siento, se me atropellan las palabras en la mente. Tantas cosas que decir a la vez que mi mano se agarrota y no puedo. Y es que no sé qué decir cuando tengo tanto que decir. A veces pierdo la capacidad de decir lo que siento cuando quiero. O quizás realmente nunca la tuve. Hasta lo más bello envenena si no se exterioriza, sino lo sacamos fuera. Es como si te tragases de un sorbo todos los suspiros, y se te quedasen atravesados en medio de la garganta, ni salen ni quieren volver a entrar.
Hay un fuerza superior a todas, no es amor ni pasión, ni si quiera música. Es la fuerza de alguien agarrándote, tirando de ti sin esperarlo. Te agarra, te supera a ti y a toda fuerza del destino. Fueses dónde fueses, no hay mayor campo magnético que el formado entre tu cuerpo y el suyo, ese formado por su arrebato de "ven, no te vayas", y tu parada cardíaca. Entonces en ese preciso momento, se unen la música y la p…

Impórtame. Hazme extranjera de mí misma

Imagen
Es tan admirable como terrorífico, que a tu lado me hagas sentir como en casa, y a la vez como el país extranjero más bello al que por cobardía jamás me fui a vivir.
Como la vieja camiseta que a todos lados quieres llevar, y esos zapatitos nuevos que a todo el mundo le gusta estrenar.
Que a tu lado respiro profundo, y me falta el aire por la cosa de no gastar. Los lugares juntos que quedan por averiguar.
Tengo las cosquillas en la espalda al imaginar cuando vienes y me abrazas, y el miedo en el corazón por si algún día de mi vida faltas.
A veces prefiero que no vengas para no tener que decirte adiós aunque sea por unos días sólo. Y no creas que es porque los segundos a tu lado valen poco, aunque sepan a poco... Es que recuerda que tengo grabado en las heridas aún por cicatrizar, que hay gente maleducada que se va con un hasta luego y ya nunca más volvieron ni siquiera a hablar.
Todo el mundo odia las despedidas, pero creo que ahora podrás entender un poco mejor cuando no te suelt…

Tu nombre.

Imagen
Vamos a darnos un tiempo, juntos. A ver si se nos quitan todas estás tonterías y pongamos a prueba el amor.
A ver si es verdad que lo que duele nunca se quita, de las huellas de este viejo corazón.
Demosle un tiempo a la vida, que nos envidien con razón.
Que lo que se da no se quita, y para triste, el desamor.
Hagamos que todos vean que se equivocan, que la razón es solo una, y es que se puede querer más que al propio amor.
Habrá cielos grises, y días nubes. Pero lo importante es que todo vaya con compensación. Sí, que se note que soy buenas en matemáticas, y que tú más yo, nunca de dos.
Y recuerda que debajo del sujetador guardaré mi esperanza, que eres tú, con tus manos y algún que otro lunar. Por si nos entra la prisa, y nos da por encontrar. Nos. Queramos siempre tan bonito. Ay, ojalá.

Tenía que decírtelo.

Imagen
Te quiero, te quiero con toda mi alma. Y cada vez que siento que te alejas, que me faltas, mi pecho me aprieta como si tuviese mil kilos de tristeza entre él y mi espalda. No sé si mañana te volveré a ver, ni cuando será la próxima vez, quizás meses o días. Pero por si para entonces no me salen las palabras  o si otro mal día entre nosotros hubiera, debo decirte algo: eres la esperanza más bella que esta vida me ha dado. No lo olvides nunca, no me olvides nunca. Yo jamás nunca lo haré. Doble negación aquí no es afirmación, es doble promesa, por ti, por mi, por nuestros dos corazones que juntos son uno, que juntos se alaban.
Si alguna vez alguien o algo nos separase, creo que tendría el pasado más bonito y puro que pudiera imaginarse: oliendo a azahar y sonando como el agua que cae por una pequeña y tímida cascada que el primer beso forjando ilusiones vio caer. Espero que llegue más tarde que temprano. Y que todos los domingos de este otoño que llega y los que me quieras regalar, teng…

Y yo con estos pelos.

Imagen
'Mira como corre, que cobarde es el tiempo',  la de horas que pasamos separados y la de segundos juntos.  Que relativo es el tiempo, que todas las horas tienen los mismo segundos para los demás,  y para nosotros un mundo, un enemigo.   Malditas horas, maldito reloj,  que no hay ni un día que pase que caye,  que solo quiere hacer la vida pasar.  Siempre con prisas y sin pausas.  Todo esta vida lo hizo con fecha de caducidad,  ¡y yo viviendo en medio del campo y sin un super cerca para comprar!




Qué injusta la vida que nos hace imprescindible el echar de menos.

Qué mejor manera de morir que viviendo.

Imagen
No me voy a quedar con nada, después de todo, aunque parezca ilógico, quiero darlo todo. Quiero dárselo todo a esa persona que me ha encontrado y me ha demostrado que cuando los sentimientos son verdaderos, no hay locura que no valga la pena. He aprendido que cuando te arrancan una parte de ti se llevan todo lo que tenga relación con ello,aunque en su momento no se lo dieras. Por eso, ¡qué más da!. Si algún día nos separamos todo se volverá a ir a la mierda aquí dentro,  durante algún tiempo, o puede que para siempre. Pero ahora eso da igual, ¿qué importa entonces?. Si cuando estás hecha una mierda no tienes ni siquiera fuerzas para aferrarte a lo que es tuyo, ni para reclamar nada, por mucho que lo intentes, si se quieren marchar de tu vida lo harán. Aunque sigas notando el halo de su piel en tu cuerpo, o la respiración al dormir en tus bellos. Esos son meros ecos que se quedan en nuestro pelo temblando. Pero algún día se irán con el viento,  tranquila, Julia.  O quizás no... Bueno s…

El problema siempre es ponerse, ya después todo fluye.

Imagen
Echar de menos es malísimo. Sobre todo cuando la distancia es tan grande que ni las estrellas del cielo son las mismas. Menos mal que de pequeñas nos adueñamos de una, y ahora ni la mayor guerra mundial con opuestos continentes de por medio, podrán quitarnos ese cachito de universo. Hace ya mucho que te marchaste, perdí la cuenta a la segunda semana para intentar hacer que de vez en cuando mi mente se olvidara de que estás tan lejos. “Lo kilómetros se vuelven centímetros cuando el amor es verdadero.” Cuantas veces me oí decir eso. Por mucho que duela es así de cierto. Hace mucho que no hablamos, “no tenemos mucho tiempo” ambas nos excusamos. Nos va bien, dentro de lo que le cabe a cada una en el alma, con sus penas y sus alas. La vida no es justa, aunque en cierto modo dicen que le da a cada uno lo que se merece. Hermana, aún somos muy jóvenes, ya nos dará lo nuestro, vos sabes que la juventud está en el alma, y que juntas en cualquier momento podremos recuperar el tiempo “perdido”. …

Bien decaigo, hay que seguir devorando.

Imagen
Cuando la perfección dura tan poco es una pena. Los perros ladran ahí fuera. Algo se acerca, y deseo con todas mis fuerzas que seas tú dispuesto a gritarme cómo nunca lo has hecho que no quieres que esta sea la primera vez que nos acostamos enfadados. Dispuesto a hacerme el amor contra el corazón bien alto.
La perfección no existe. Nada es perfecto, ni cuando estoy en sus brazos. Desde hace tiempo me es muy difícil encontrar el punto G de mi bienestar. Siempre queda un rincón en mi cuerpo sucio lleno de algo de terror y una pizca de inseguridad. Desde hace ya tiempo, dejó de importarme el qué dirán,  que viene a ser el qué dirás.
Es muy extraño. Ayer me encontraba a salvo y hoy sin tus brazos y perdida.
Que rápido nos acostumbramos a lo bueno, parece mentira que llevemos 7 meses y todo haya sido de color rojo. Rojo pasional. El rosa de niña tonta dejó de llevarse hace mucho por aquí.
Me lleve casi un año y medio sin yn te quiero verdadero antes de conciliar el sueño, y aquí estoy,…

Borrador(4). De palabras.

Imagen
Por mucho que nos empeñemos unas palabras jamás llegarán a demostrar lo que una canción puede hacerte sentir, una mirada decir o un beso sellar.
Por mucho que nos empeñemos, no sabremos como guardar esos pocos momentos de películas que te ocurren. 
Por mucho que nos empeñemos, unas palabras no podrán hacerte sentir tanto como los hechos,  pero cuando no hay más remedio, se intenta:Un martes 13, no cualquiera, sino el último de la pasada primavera, vivirán uno de los mejores momentos para siempre recordados por aquellos azulejos blancos de su cuarto de baño.
Unas horas antes ella se despertaba en una cama ajena, después de intentarlo varias veces sin éxito,  consigue abrir bien los ojos y verle a su lado, desnudo de sentimientos, y de ropa también. Lleno de tranquilidad, de paz. Sereno. Todas las mañanas juntos despiertan igual: abrazados a los sueños, inundando de paz lo que ya es paz. En sus cabezas hay miles de preocupaciones, pero en ese momento sus mundos se paran. Hacen el amor…

Cuando la música gana, y lo demás pierde.

Imagen
Que la música este más alta que los problemas, esa es la solución, esa es la respuesta. De estos días en que no soportas ya ni una gota más de ese vaso de agua sucia que hace imposible ver los corales debajo del mar, que hace imposible ver el vaso medio lleno. Aunque tengas alegrías en tu vida que puedas contar con los dedos, hay momentos que nada ni nadie puede volver la naturalidad a tu cuerpo. Sólo la música hace que los suspiros te calmen el pecho, y al mirar puedas ver todo lo que llevas en esta vida hecho. Lo bonito es medir el tiempo en canciones, así este deja de ser menos relativo. Que las emociones buenas se lloran de alegría con ellas, y las malas se tragan y expulsan con valentía y coraje. Tres minutos y ocho segundos de una canción aparentemente normal, te pueden llevar feliz en el autobús, que el camino hacia tu casa sea mejor, que tu ‘larga’ ducha solo dure 5 canciones y medias. Respirar profundo tras el último segundo de una de las canciones de tu álbum favorito, sabi…

Lo bonito es que mientras dure, sea eterno.

Imagen
Era un día aparentemente normal que acabó con una noche larga y bonita. Bonita porque fue el primer (casi) encuentro con sus labios,  y aunque en el primer instante los rechazé, desde aquel momento, han (r)evolucionado mi vida. Mi forma de verme, de pensar, de actuar, de ver que las consecuencias de los actos se anulan cuando el simple hecho de hacer ese algo, te quita de un soplo todas las mentiras y huidas. ¿Sabéis de alguien que te haga sentir tan bonita por dentro, que hasta te creas que no se ha fijado en lo que llevas por fuera?
Que te quite kilómetros de miedo por minutos a su lado, que en realidad son horas, pero no lo parecen porque el reloj decidió marcharse cada vez que estabais  juntos, desde que vio que cuando vuestras miradas se aman, se os para hasta el corazón. ¿Qué pintaba él entre nosotros dos?
Alguien que quiera besarte las heridas sin miedo a mancharse de sangre, que sople para que escueza y se cure antes. Y encima te deja su piel para que muerdas, y la rabia se m…

Cuando tocas fondo, y un mogollón de corales.

Imagen
Aunque el pasado intente hundirte, el ayer se te clave en la espalda haciéndote más y más difícil avanzar. Aunque creas que la luz al final del túnel solo es alguien encendiéndose el cigarrillo de después de fracasar, aunque no veas más allá de la soledad.
Déjate ayudar, créete todos los ánimos que algunos pocos te dan. Confía en ti mismo, y nunca, nunca dejes de luchar.
Que tus sueños son tuyos, y nadie ni nada puede romperlos. No dejes nunca que se pierda la esperanza, y busca la suerte allá donde creas que ya no queda nada de magia.
Y no olvides nunca que si quieres, puedes, porque querer, es el mayor de los poderes.
Nunca subestimeis el poder de un sueño.

Y te das cuenta que la ilusión a veces te encuentra, de nuevo.

Imagen
Tengo mono de escribir.Y de ti.Pero él me ha quitado la inspiración para ello, me ha quitado el dolor que no me supe quitar y las espinas me las va sacandoa besos.Me cura sin verme la herida, sólo con su risa y su 'yo estoy aquí para todo'. Me alegra las mañanas,  las idas y venidas.Me quitó la inspiración por escribirte, y me la cambio por unos ojos nuevos para verme más guapa en el espejo, sentirme de más bello corazón, demostrarme lo que valgo, decirme lo guapa que estoy enfadada. Y muchas más cosas maravillosas que todos tenemos la esperanza que algún día nos digan y nos hagan ver, pero que no todos creemos en que pueda suceder. No todos creemos en los cuentos de hadas. Pero lo que no sabéis es que estas cosas y personas no son de cuentos de hadas, son de la vida real. Y ahí fuera están esperándo, a encontraros.Ahora sí, buenas noches.

Cambio de hora.

Imagen
La llegada del desamor es como terminar de ver una película que comenzaste a ver un día junto a alguien, que no acabasteis porque lo que había a tu lado era mejor,
- o eso parecía -; y terminarla de ver sola.
De esto que no te gusta seguir pero quieres llegar hasta el final, necesitas ver 'the end' en la pantalla por creerte que así lo asimilaras mejor, todo el mensaje que enseña esos minutos de video.
Como si fueran de verdad.
Ya esto no es lo que era, ya nadie marca un final con un punto. Y no es que las leyes de la gramática la desobedezcan,  sino que todo se queda en el aire. Con puntos suspensivos, como si creyeses que lo que se va, vuelve y lo que se acaba, rebobinara...
El placer de escuchar la lluvia caer sobre tu cabeza sabiendo que no te mojarás, que estás en tu cama (,) caliente y sin nadie a quién abrazar. Placer y displacer en la misma experiencia, en la misma frase, en la misma hora y en el mismo lugar.
Como todo en esta vida, el bien y el mal. Tú y elquévendra

Al final de la fase descendiente.

Imagen
Después de pasar un día tan agotador como el de ayer, y llegar a tu cama "viva", lo primero que necesitas es soñar bonito para recuperar todo el aliento que se te fue suspirando. Y lo último por supuesto soñar que vuelves con tu ex.
Pero dejando ese tema aparte, y todas las paranoias -dígase pensamientos rayantes que te muerden por dentro haciéndote dudar, ya no sólo de tus sentimientos sino de los de los demás-; resulta que las situaciones extremas pueden hacerte madurar más en 3 horas que en 3 años.
Verídico.
Después de replantearte tu vida a una velocidad jamás imaginada, por el que pueda pasarpensaroquédirán, sientes como que tu vida ya no será para nada igual que antes de ocurrir todo. Que te despertastes ingenua de ti y de tus actos. Y te acostastes vacía con ganas de que te abrace y nada más.
Entonces decides que tu vida cambiará, que serás más consciente de todo, de lo bueno y lo malo. Acabas el día como una luchadora nata con sonrisa incluida e interesándote aún …

Cerezo.

Imagen
Cuando te das cuenta que llevas X tiempo sin escribir, y miras atrás y ha pasado más tiempo del que creías, te percatas de que no lo has necesitado. Pero aún no has olvidado lo que desahoga hacerlo, como esas mañanas de las pocas que te despiertas descansada porque no has soñado con él ni con otro monstruo de debajo de tu cama, que te araña el recuerdo y la mirada. No lo has olvidado aún.
Tengo la esperanza de algún día olvidarlo, olvidar lo que es 'necesitar escribir' digo. 
Por algún lado tienes que soltar los sentimientos que te meten entre pecho y espalda. Que si no besas ni lloras ni escribes, nada ni nadie los saca.
Qué bonito aquel día que me desperté a besos, y llorando por leer unos versos que un inocente me escribía entre caricias y letras...
Parecía un sueño, pero de los que te curan el alma, de los que duelen... porque quitar una tirita escuece aunque se le eche amor, y agua.
Que como dice mi padre, los refranes de los antiguos son casi siempre ciertos, y bueno,…

Mis escaleras.

Imagen
Se nubló el cielo del verano y cayeron las primeras gotas del síndrome postvacacional. De fondo, una voz negra araña el silencio mientras se termina el tramo de concentración de accidentes - ninguno más bello que encontrarte-.
La piel soleada, las comisuras antigravitatorias. En tus ojos tiemblan las luces de la ciudad. Y en tus manos , la magia de soñar.
                       Los edificios altos como los tacones              en los que me subo para besarte.
Lleno cuadernos, completo un palacio, cuento las estrellas que aún no vi contigo.
                      Escaleras hacia tus labios.                Me estorban las gafas.
Dejo de abrir puertas y de acumular cabras. Me siguen hasta la ventana y contemplamos el mar. Les pongo nombre y aprendo a vivir con ellas.
Tú también, pero haces como que no las ves                                       mientras las acaricias hasta llegar a mí                                                                                           y bajas…

No sé si echarte de menos porque te fuistes, o acojonarme por si vuelves.

Imagen
"Que no es que esté anclada en el pasado, es que no quiero un futuro sin ti..."
Por Dios, cuántos silencios guardados tendré que aguantar más, cuántas cadenas me ataré para no lanzarme a tus brazos con los ojos tapados. Joder que parece que nunca voy a salir de este secuestro a alma armada, que al final le cogeré gusto a vivir así y no quiero. Que quiero que la lucha acabe entre mi yo que sabe que no me darás nada bueno aparte de tus manos y tu aliento, y entre mi yo que se muere porque la beses y abraces. Que no habrá otros brazos iguales, ni otros labios dónde perderme.
Que no veo el día en que me acostumbre a vivir sin sentirte y sin echarte de menos, el día que vuelva a casa sin lamentarme de que pasa otro día más sin verte. Que me gustaría despedirme de ti para siempre, saber que nunca más volverás, a hacerme daño.
No veo el día que deje de buscarte en los brazos de otros pensando que me quitarán la presión del pecho que me creaste cuando te fuiste y cada vez que vuel…