Y te das cuenta que la ilusión a veces te encuentra, de nuevo.

Tengo mono de escribir.

Y de ti.

Pero él me ha quitado la inspiración para ello, me ha quitado el dolor que no me supe quitar y las espinas me las va sacando

a besos.

Me cura sin verme la herida, sólo con su risa y su 'yo estoy aquí para todo'. Me alegra las mañanas,  las idas y venidas.

Me quitó la inspiración por escribirte, y me la cambio por unos ojos nuevos para verme más guapa en el espejo, sentirme de más bello corazón, demostrarme lo que valgo, decirme lo guapa que estoy enfadada.

Y muchas más cosas maravillosas que todos tenemos la esperanza que algún día nos digan y nos hagan ver, pero que no todos creemos en que pueda suceder.

No todos creemos en los cuentos de hadas.

Pero lo que no sabéis es que estas cosas y personas no son de cuentos de hadas, son de la vida real. Y ahí fuera están esperándo, a encontraros.

Ahora sí, buenas noches.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Por favor, reiníciese.

Vueltas.