Borrador(4). De palabras.

Por mucho que nos empeñemos unas palabras jamás llegarán a demostrar lo que una canción puede hacerte sentir, una mirada decir o un beso sellar.
Por mucho que nos empeñemos, no sabremos como guardar esos pocos momentos de películas que te ocurren. 
Por mucho que nos empeñemos, unas palabras no podrán hacerte sentir tanto como los hechos,  pero cuando no hay más remedio, se intenta:

Un martes 13, no cualquiera, sino el último de la pasada primavera, vivirán uno de los mejores momentos para siempre recordados por aquellos azulejos blancos de su cuarto de baño.
Unas horas antes ella se despertaba en una cama ajena, después de intentarlo varias veces sin éxito,  consigue abrir bien los ojos y verle a su lado, desnudo de sentimientos, y de ropa también. Lleno de tranquilidad, de paz. Sereno. Todas las mañanas juntos despiertan igual: abrazados a los sueños, inundando de paz lo que ya es paz. En sus cabezas hay miles de preocupaciones, pero en ese momento sus mundos se paran. Hacen el amor todo el tiempo,  con o sin sexo. Y fuera, el tiempo corre muy rápido, afortunadamente no en su contra.
Unas horas después siguen en aquel baño. Llegan a sus oídos, como el agua, sin prisas y sin aliento, atropellas por el miedo, las ganas y el deseo,  dos palabras que cambiarán todo. Dos palabras que al salir de unos labios pueden sellar el más grande de los pactos. Sus corazones se confirman el amor, como si cada vez que lo hacían mirándose a los ojos, no lo estuvieran confirmando.

Otra noche imprevista, sin planear, "normal". Donde el insomnio es sinónimo a las ganas de mirarte con los ojos además de con mis manos. La luz ya molesta, pero no nos podemos dejar de mirar. La apagamos y lo único que nos queda es agarrarnos fuerte para que ningún sueño, nos pueda separar.

Dos palabras, un 'Te amo'.

Comentarios

  1. Muy lindo texto!
    Te invito a quedarte por mi blog, que yo me quedaré en el tuyo!

    Abrazos!
    nectarlunar.blogspot.mx

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Por favor, reiníciese.

Vueltas.