Tu nombre.

Vamos a darnos un tiempo, juntos. A ver si se nos quitan todas estás tonterías y pongamos a prueba el amor.
A ver si es verdad que lo que duele nunca se quita, de las huellas de este viejo corazón.
Demosle un tiempo a la vida, que nos envidien con razón.
Que lo que se da no se quita, y para triste, el desamor.
Hagamos que todos vean que se equivocan, que la razón es solo una, y es que se puede querer más que al propio amor.
Habrá cielos grises, y días nubes. Pero lo importante es que todo vaya con compensación. Sí, que se note que soy buenas en matemáticas, y que tú más yo, nunca de dos.
Y recuerda que debajo del sujetador guardaré mi esperanza, que eres tú, con tus manos y algún que otro lunar. Por si nos entra la prisa, y nos da por encontrar. Nos. Queramos siempre tan bonito. Ay, ojalá.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Se busca oportunidad perdida.

Este cuerpo está sometido al corazón.

El amor eterno dura tres años.