Entradas

Mostrando entradas de enero, 2015

Pausas.

Imagen
Con las prisas de cada día y la rutina acelerada para no perder ni un segundo, lo único que conseguimos es perdernos lo realmente importante: los pequeños detalles que pasan desapercibidos por nuestros ojos, como que mi perro vive muy cómodamente.
Dejemos por mentiroso a ese que dijo una vez que no se aprecian las cosas hasta que se pierden.
Obligatorio comerse el lunes para empezar bien la semana.

Quédate para siempre, luego te explico.

Imagen
He encontrado mi calma entre todas las tempestades que hay en el mundo. Y soy tan feliz. He encontrado la aguja del pajar sin buscarla,
el ser más mitológico sin creer en un mundo de fantasía,
un 'Copperfield' en donde no se cree en la magia.
He conseguido la estrella michelín de todos los deseos carnales,
el sobresaliente de las alegrías en un baile.
He soñado cada día desde su llegada, para que sus sueños hagan de los míos reales,
llegar al cielo en una mirada,
tocar la meta para saber a qué sabe y que yo también puedo conseguirla.
He podido creer en mí, y si me pierdo encontrarme.
Todo esto, y mucho más, he conseguido, desde que tú llegaste. Y soy tan feliz.

Epitafio de tormentas.

Imagen
La calma después del llanto,
suena Debussy detrás.

La lluvia ha cesado,
el mundo está en calma, 
aún queda magia por llegar.

Rie alguien de fondo,
mientras, se va calando otro llanto.

No vuelvas con palabras sordas 
que oídos necios no sepan escuchar.
Descansa en mi regazo 
y vuélveme a regalar
las noches de nubes
que el tiempo se va a acabar.

No vuelvas con pausas,
ten prisa en llegar.
Que mi piel se muere de ganas
porque hasta el cielo la hagas llegar. 

Un suspiro, 
dos manos,
que se vuelven a mirar.