Quédate para siempre, luego te explico.

He encontrado mi calma entre todas las tempestades que hay en el mundo. Y soy tan feliz.

He encontrado la aguja del pajar sin buscarla,
el ser más mitológico sin creer en un mundo de fantasía,
un 'Copperfield' en donde no se cree en la magia.
He conseguido la estrella michelín de todos los deseos carnales,
el sobresaliente de las alegrías en un baile.
He soñado cada día desde su llegada, para que sus sueños hagan de los míos reales,
llegar al cielo en una mirada,
tocar la meta para saber a qué sabe y que yo también puedo conseguirla.
He podido creer en mí, y si me pierdo encontrarme.
Todo esto, y mucho más, he conseguido, desde que tú llegaste.

Y soy tan feliz.

Comentarios

  1. Estar en el ojo del huracán y querer quedarte a vivir allí para siempre. Sé de qué hablas :)

    Un beso!

    Vérsame en tu boca

    ResponderEliminar
  2. Hola! Es la primera vez que entro a tu blog y me ha gustado mucho, ha sido una entrada preciosa y llena de sentimientos. Te sigo, un beso!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Por favor, reiníciese.

'Dame vida, toma el tiempo, que me ahoga.'