Ante las adversidades, desnudarme es siempre la mejor opción.

Que tus huesos calen al frío, esta mañana de noviembre.
Y que tu piel sienta al menos una vez, lo que mi cuerpo lleva sintiendo desde el pasado invierno.
Luchemos de la mano contra el destino si hace falta.
Corramos juntos a callar nuestras ganas.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Por favor, reiníciese.

'Dame vida, toma el tiempo, que me ahoga.'