Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2015

Viernes pesado.

Imagen
Quizás no todo el mundo sepa porqué los ojos se nos hinchan tanto después de cada llanto, es la impotencia y la rabia acumuladas peleando por cual duele más debajo de tus párpados.
Esta noche tengo los pies helados y el corazón en llamas.
Después está mi cuerpo también, que se muere de ganas,
pero hoy al final, entre una cosa y otra, tampoco tocaba.
He entrado en la ducha a quitarme las escarchas de esta noche fría de diciembre que cala. He enchufado el agua caliente a mi cuello, y he descubierto que corrían versos por cada uno de mis bellos.
Todo aquí resbala más fácil con un poco de jabón y dejar escurrir las ideas. Ese es mi consultorio. La almohada ya se lleva suficientes suspiros acumulados del día, como para encima atormentarla con el no saber valorar bien la vida.
En fins, no sé, pero cada vez que te alejas diciendo que volverás, me angustia la incertidumbre del qué podrá pasar.
Alguna vez, supongo, llegará el momento en que algo nos mueva lejos. Quizás ese día está por lle…
Este jueves pesa más de lo normal en mis ojos.
Llueve en mis adentros, de abajo arriba, calando mis huesos.
Lo peor de la soledad es cuando se está sin estar, cuando hasta los susurros suenan a voces que no dicen nada pero que marcan.
Nadie puede borrar el pasado que te ha formado desde los inicios, nadie puede crear el futuro si no está vivo en el presente.
Querer ser más de lo que eres no sirve para nada cuando no eres capaz ni de ser lo que eres hoy mismo. Hay que avanzar paso a paso, correr en este aspecto de la vida no te valdrá para nada, tendrás que pasar las 4 estaciones al año, lo quieras o no.
A veces pienso que es mejor haber perdido por momentos el desahogo en versos, también duelen. Hay palabras que se clavan tanto que no alivian escucharlas ni en tu mente una sola vez.
El vacío lleno de impotencia llena tanto el corazón que no lo deja ni respirar, notas que te falta el aire, las palabras, y las ganas de seguir cuando no sabes ni cómo.
Las mariposas llegan tan rápido y lo…