Mi melancolía necesitaba un respiro, no darle más vueltas, y dejar de marearme por unos momentos.

Tristeza, no me culpes por querer olvidarte. Últimamente te repites demasiado, no necesito extrañarte.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Se busca oportunidad perdida.

Este cuerpo está sometido al corazón.

El amor eterno dura tres años.