Como un día cualquiera.

El día de hoy no ha sido gran cosa, un día normal. He madrugado para llevar a mi madre al trabajo, he esperado a que abran la biblioteca y he pasado toda la mañana estudiando, no ha sido gran cosa. Después he arreglado unos papeles, y he andado hasta el trabajo, como un día normal. Pero por el camino me ha encontrado alguien, estaba parada en la puerta de un supermercado normal, y sin decir aparentemente nada, sus ojos y su voz cantando regalaban alegría. No hacía gran cosa aparentemente, sólo cantar y sonreír,  un maravilloso regalo que les daba a todos los robots con prisa que pasaban ante su persona y no se molestaban ni siquiera en prestarle un poco de atención. Le devolví la sonrisa junto al poco dinero suelto que llevaba encima y un feliz Navidad, ella dejó de cantar y me abrazó dándome las gracias por hacer lo que debería de ser normal. Entonces me dí cuenta, que aunque mi gesto no fuera gran cosa, ni su canto gran cosa, he sido afortunada por recibir un abrazo tan verdadero, por poder escuchar su voz, por poder ir a estudiar lo que deseo, por tener un trabajo, aunque no sea gran cosa... Soy afortunada, y me doy cuenta que cuanto más pasa el tiempo más feliz soy con menos. Porque hay batallas que se pierden injustamente, hay vidas que se marchan para siempre, hay guerras que no podemos parar, hay noches en vela que jamás se olvidarán, sueños perdidos por el camino, distancias demasiado largas que intentan separar más de lo que deben, hay tristeza, injusticias y dolor en el mundo, y no podemos hacer nada. Y por ser consciente de todo eso, soy afortunada. No hay que ser conformista, hay que aceptar lo bueno y lo malo que no podemos controlar de la vida, crear nuestro día de la manera que creamos mejor para nosotros y los de nuestro alrededor, sólo así podremos ser libres y ser felices, valorar todo lo bueno que tenemos y contribuir a que el mundo sea un poquito mejor. No en Navidad, ni en fechas señaladas, sino cualquier día del año aunque sea un día aparentemente normal, y aunque no hagas gran cosa, pero hagamos las cosas bien, por un mundo más justo y mejor.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Por favor, reiníciese.

Vueltas.