Perspectivas.


Colecciono muchas cosas insignificantes para cualquiera,
y me he dado cuenta que para mí también.
Lo material se desvanece ante el ojo que sabe ver la luz de la vida.

Pero también colecciono desde hace tiempo
demasiadas noches a solas
que no se quieren ir de mi pecho;
personas que se rompieron dentro,
antes de huir,
y me dejaron cristales y algunos huecos.

Colecciono cicatrices abiertas en mi cuerpo,
las lamo pero no hallo cura.

Tengo despedidas atravesadas en mis ojos,
personas que se fueron para siempre,
otras que siguieron estando en mí sin querer volver.
Lo cierto es que ninguna se acaba yendo,
y yo me sigo sintiendo sola.

Con los años te das cuenta que el futuro es tan incierto,
que la mayoría de los sueños que te venden
sólo se cumplen en los cuentos.
Y lo único cierto al final,
es que nada es claridad,
que por ser incierto,
lo son hasta el pasado y los recuerdos.

Porque todo depende
del corazón con que se mire,
todo depende.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Por favor, reiníciese.

'Dame vida, toma el tiempo, que me ahoga.'