¿Amanece o atardece?.


Hay cuestiones que sólo sus testigos sabrán.
E incluso en ellos la certeza distorsionada está.
Cada ojo que mira,
ve una realidad.
Hagamos sugerencias de este día que acontece. Podemos imaginarnos mutuamente echándonos de menos,
o siéndole infiel a nuestros corazones perdiéndonos en otros labios ajenos.

Podemos hacer como si nada pasara, y seguir hacia delante dejándonos la piel testigo de lo nuestro,en aquella parada de metro.
También podemos intentar reconstruir otra piel nueva, libre de pasados y hambrienta de calor humano. Pero que no sea tuyo y mío, que eso ya ha hecho bastante daño.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Por favor, reiníciese.

'Dame vida, toma el tiempo, que me ahoga.'